jueves, 19 de julio de 2012

Canalización, te envenenas o te curas.

Toda situación que pasa por nuestra vida, nos cura o nos envenena, ¿la manera? la decidimos nosotros ,canalizamos nuestras tristezas, alegrías, rabias, dolor y demás emociones al final como queramos. 
¿Que pasa cuando no escogemos la manera correcta de canalizarlas? ¿y quien decide que es correcto y que no? Honestamente la manera con la que tu te sientas es bien es la correcta no como la vean los demás, sin embargo si la forma en que tu escoges para canalizar tu rabia/ dolor te hace daño es decir hace que tu ira/dolor/ crezca, entonces piensa bien si de verdad escogiste la correcta. El objetivo de canalizar es liberarnos, es ver el vaso medio lleno y no medio vació, es estar conscientes de que guardarnos energías negativas dentro de nosotros  no sirve de nada definitivamente no arreglara nada y lo que buscamos es dejarlas ir para luego poder ver un poco mas claro el panorama, el problema, los sentimientos, etc. 

Existen muchas personas que llegan a ser dependientes de las formas en que escogieron canalizar su dolor/rabia. por ejemplo hay quienes canalizan TODO lo que les sucede en la vida con: alcohol, el punto donde les hace daño es cuando realmente no estas disfrutando del mismo, no te estas liberando simplemente te estas haciendo preso del alcohol en este caso, es esquivar las emociones y sentimientos porque llegas a ese punto de frustración donde no puedes pensar en la solución en ese momento, donde no quieres pensar, y donde no te da la gana de pensar que hay algo mas allá. Lo peor de todo es que al final si el individuo queda totalmente ebrio no es el hecho de quedar ebrio lo que le hace daño a su ser, es el hecho de que no fue capaz de encontrar parar y decir: Basta hay otros caminos, hay solución. 

Hay que decidir, hay que buscar, hay que tener valor dejar a un lado ese yo de cada uno de nosotros que nos hace caminar para atrás y no hacia adelante. ¿Que no hay nada que te guste para canalizar lo malo? Piénsalo dos veces, siempre hay algo. Algunos utilizan deportes como el: boxeo, natación, fútbol; otros deciden leer,escribir, llorar, reír, pintar, dibujar. Personalmente pertenezco a quienes escriben, escribo para desahogar para liberar lo que me amarra dejar que  el viento se lleve lo que no puedo resolver y que me traiga claridad para ver lo que si puedo resolver. 
Vivo ejemplo es que también las redes sociales son una manera de canalizar nuestro diario vivir, En twitter: están los que de todo se quejan, los que siempre buscan pelea, los que escriben chistes para desesterarse del trabajo, los que expresan sus sentimientos, los que simplemente quieren dejar su opinión plasmada y cada cosa que se escribe tiene una finalidad sea buena o sea mala la decide cada uno. 

Es tácito que elegir canalizar nuestras emociones no nos hará inmunes a no molestarnos con algún tipo de situación, pero honestamente si lo empiezas a practicar veras que las dudas, las preguntas, la llamada goma moral no te perseguirá a donde vayas, sin percatarte empezaras  a tolerar un poco mas, a ver mas allá del final del túnel, nada es al 100 % pero siempre se busca mejorar,  no somos inmunes a nada pero tampoco por eso nos vamos  a rendir a buscar la manera mas fácil porque no queremos afrontar porque simplemente somos necios. Un solo minuto basta para decir: "tengo rabia pero no me ayudará en nada". 




miércoles, 4 de julio de 2012

El tren que nos juzga.


La sociedad  y sus malas costumbres a su vez dejando malos hábitos, mentes incapaces de ver mas allá , nacidos para llevar y cumplir ciertos patrones que la misma nos trata de imponer a todos, este caso principalmente a las mujeres.

 El tren que juzga a las mujeres a partir de los 22 años en adelante ( incluso a partir de los 18, parece realmente hemos olvidado que nuestros antepasados libraron luchas para brindarnos la libertad que hoy tenemos como mujeres, la cual merecíamos desde los inicios pero se pensaba que no estábamos a la altura de un hombre para recibir estudios y participar en las decisiones políticas, religiosas y demás  , eramos vistas como objetos de entretenimiento y solo podíamos inspirar deseo, belleza y perfección superficial, una perfección vacía. Terminamos exigiendo y obteniendo los derechos y deberes que merecíamos y aun así en estos días se me hace difícil entender el porque del hecho de juzgarnos con la famosa frase:  " te va a dejar el tren" ¿Acaso es que no comprendimos que no somos complemento de nadie?, somos seres y tenemos el mismo valor que un hombre como personas que somos al fin y al cabo, pero se nos ha inculcado esto tanto desde nuestra infancia nos dicen constantemente que cuando crezcamos y seamos unas 'mujeres' debemos de casarnos, debemos ser la ama de casa perfecta ( hago constar ser ama de casa no es el problema, el problema es que quieran  educarnos para ser empleadas) que debemos y tenemos miles de tareas que cumplir con nuestros esposos...  ¿Realmente que es lo que debemos hacer? ¡No debemos nada!, tenemos poder decisión y tenemos potestad de decidir que hacer con ella, pero se ha vuelto tan tedioso el tema que si se fijan por ejemplo: en alguna reunión familiar mas de una persona  te preguntara: ¿ Y cuando te vas a casar? ¿ Estas comprometida? y las conversaciones se vuelven un poco jocosas, pero mas allá de todo esto se encuentra  la presión, esas conversaciones latentes sobre el tema, la sociedad te juzga por no comprometerte ante la misma con un matrimonio . ¿Porqué es necesaria esa presión? ¿de verdad creen que la vida de una mujer se vuelve exitosa en el momento en que ella contrae matrimonio? Personalmente no creo en el matrimonio, pero creo en el amor y no tengo absolutamente nada en contra de aquellos que quieren casarse, lo que estare en desacuerdo es que nos juzguen como 'ovejas negras' por no tomar la decisión de comprometernos como la sociedad espera, es mal visto no casarse, sépalo que el estar casado no amarra a nadie te cometer errores que pueden dañar a su pareja de alguna u otra manera,  esa presión de  juzgarnos porque el " Tren nos deja" me parece totalmente estúpida y si se fijan la sociedad es machista la misma no juzga a los hombres porque a cierta edad no están casados, es visto como que ellos tienen mayor tiempo para poder tomar una decisión de comprometerse de esta manera, que doble moral. Ni hablar de que hay muchas religiones en donde apenas las mujeres les viene su primer periodo menstrual ya son vistas como mercancía para poder casarse, y es tan seria la situación que algunos países tener 25 años y no haberse casado es sinónimo de quedarse sin pareja por el resto de su vida. 
Concluyo partiendo desde el punto que ni a hombres ni mujeres se les debe juzgar por no querer contraer el matrimonio, somos libres de estar con nuestra pareja de la manera en que lo deseemos no como nos imponga la sociedad. 

Como siempre, estoy abierta a todos sus comentarios. 

Debyr :).